Proyectos

Terra Dominicata: una granja del S. XII evolucionada en espacio vinícola

Situado en el corazón de la zona vinícola del Priorat, un edificio que data del siglo XII abarca ahora un espacio de silencio y tranquilidad aclamado por el enoturismo. Terra Dominicata Hotel & Winery es un paraje excepcional donde sumergirse en el entorno y probar las especialidades gastronómicas de la zona.

Sus orígenes provienen de la explotación agrícola de la Cartuja de Escaladei, cuando la masía alojaba los campesinos que ayudaban a la congregación cercana de monjes. Desde el 2014, año que la familia Vives apostó por rehabilitar la villa, el hotel acoge 26 habitaciones de alto confort repartidas entre los edificios históricos.

Preservación de la estructura original

El proyecto arquitectónico de Terra Dominicata se basa en una intervención delicada y de máximo cuidado por los detalles que busca la sintonía con el entorno existente. Hablamos de una evolución arquitectónica que preserva la construcción de piedra y las texturas auténticas con elementos de diseño contemporáneo. Así, consigue respetar la historia del lugar con un atractivo confortable; una mezcla homogénea entre pasado y presente.

Una de las premisas al desarrollar el proyecto era que la intervención cumpliera con los máximos estándares de sostenibilidad. A partir de técnicas de construcción sostenibles fue posible preservar el equilibrio del hotel con su contexto patrimonial y medioambiental.

En el exterior se mantuvieron los muros de piedra originales, lo cual permitió fusionar el edificio con el entorno del Parque Natural del Montsant, mientras que, en el interior, las habitaciones se repartieron de manera orgánica entre los dos edificios históricos.

El proyecto de interiorismo, liderado por la arquitecta María Vives de Black Velvet Studio, aporta personalidad a cada una de las estancias mediante un diseño único. Materiales cálidos y naturales evocan calma y una estética contemporánea.

Pavimentos, revestimientos, elementos de baño – griferías, sanitarios, platos de ducha y mamparas – así como las bañeras exentas, han sido suministradas por Jòdul.

El Hotel ha sido reconocido con el premio Architizer en la categoría de jardín privado por el proyecto paisajístico realizado por el estudio SCOB.

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *